POTRERO GRANDE ES UNO Y ES DE TODOS

POTRERO GRANDE ES UNO Y ES DE TODOS

En el marco del proyecto Centro de Escucha en alianza con la Corporación Viviendo, Fundación Gases de Occidente,  Secretaría de Salud Municipal y el Ministerio de Justicia se llevó a cabo una jornada de trabajo con la comunidad del barrio Portero Grande, ubicado en la comuna 21 de la ciudad de Cali, con el fin de reconstruir el tejido social que ha fracturado la violencia y la exclusión social.
La comunidad lleva más de 10 meses trabajando en profundos procesos de reflexión que han llevado al replanteamiento de la identidad y al fortalecimiento de la cohesión social, lo cual es importante para hacer frente a las problemáticas que enfrentan por la violencia, la venta de drogas y el consumo de las mismas.
 
Durante los días 24, 25 y 26 de noviembre participaron en acciones para la apropiación de los espacios públicos a partir de una iniciativa artística y comunicacional denominada “Potrero Grande es uno y es de todos”, con la que buscan incidir en el debilitamiento de las fronteras imaginarias que los separan y que no permite a los ciudadanos del sector movilizarse libremente por el mismo.
 
Esta estrategia ha implicado encuentros comunitarios de reflexión y conversación acerca de la problemática, además ha implicado un encuentro desde los talentos, ya que a partir de la toma de fotografías, impresión en formato gigante y su instalación en las zonas de conflicto, también llamadas barreras imaginarias, o zonas de miedo para la comunidad.
 
De igual forma se han desarrollado procesos alternos de decoración de calles con graffitis, y la creación de una canción por parte de artistas de los doce sectores en que se halla dividido el barrio, con el fin de enviar un mensaje de unión y respeto entre los habitantes.
 
Así mismo, el sábado 26 se desarrolló una feria socio empresarial, en la que participaron 30 mujeres del barrio que han sido capacitadas en emprendimiento, y expusieron productos artesanales y gastronómicos para impulsar acciones de generación de ingresos.
 
Estas mujeres a través del proceso de formación y de acompañamiento psicosocial, han logrado recuperar la confianza en sí mismas, y ahora tienen oportunidades de escribir una historia diferente para ellas y sus hijos.
 
Este mismo día los jóvenes en riesgo que han experimentado un proceso de acompañamiento psicosocial, formación en barbería y vinculación a un club deportivo,  mostraron sus talentos en una exposición del arte en el cabello en las culturas del pacífico colombiano,  además,  se realizó la instalación de las últimas gigantografías, en las que aparecen personajes representativos del barrio, que hacen el llamado a la unidad y a la convivencia pacífica.
 
En total se benefician más de 200 jóvenes y mujeres del barrio.